Así suena mi chick flick

Publicado: diciembre 17, 2010 de mayrazepeda en Uncategorized

Cuando solía escribir en tercera persona, al principio de este blog, sentía algo muy extraño, como si un alter ego tomara mi lugar y contara la historia de una joven que tiene una obsesión con intentar entender y explicar a sí misma –y a los demás, sino no escribiría ni publicaría, doing!- lo que sucede en su interior (corazón, cabeza, whatever), a través de la escritura y la música.

En una de estas noches frías de diciembre comencé a imaginar mi vida como una serie de televisión y a identificar momentos muy específicos que han marcado mi camino en el terreno que aborda este blog: el amor.

Fue entonces cuando decidí hacer el soundtrack de mi vida amorosa. Relaciones, deslices, affairs, periodos de soledad amarga, todo, aquí documentado a través de la música.

1. El opening se lo llevan los Cardigans con Live and learn.

Oh come on sun

Why must I burn?

I´m just trying to learn…

 

2. Writing to reach you, Travis

´Cause I´m writing to reach you now but

I might never reach you

Only want to teach you

About you

But that´s not you…

 

3. Shiver, Coldplay

From the moment I wake to the moment I sleep

I´ll be there by your side, just you try and stop me

I´ll be waiting in line, just to see if you care…

 

4. Valentine, Delays

Oh oh oh tell me

when did the water surround me?

And tell me, is that, is that love?

Just tell me the truth it makes me feel better

Love in your eyes it makes me feel better…

5. Don´t go away, Oasis

All we seem to know is how to show

the feelings that are wrong…

6. Passive, A perfect circle

Wake up and face me

don´t play dead, ´cause maybe

Someday I will walk away and say

You fucking disappoint me

Maybe you´re better off this way…

7. All alright, Sigur Rós

I´m singing with you

singing in silence

let´s sing into the years, like one…

8. Puente, Gustavo Cerati

Ya estás aquí

y el paso que dimos

es causa y es efecto…

9. Made up love song #43, Guillemots

The best things come from nowhere

I love you I don´t think you care…

10. Disco 2000, Pulp

I said let´s all meet up in the year 2000

Won´t it be strange when we´re all fully grown

Be there at 2 o´clock by the fountain down the road…

11. Something about you, Songs for Eleonor

There´s something about you that makes me want to stick around

but there´s something about you that makes me want to stay away

There´s something about you which I just can´t explain

I wish I could explain…

12. To be free, Emiliana Torrini

Shouldn´t hurt me to be free its what I really need

to pull myself together

But if its so goof being free then you might tell me

Why I don´t know what to do with myself?

Bueno, a diferencia de la señorita Torrini…yo sí sé lo que hacer con myself. Ahora lo sé.

Sometimes words are meaningless, but your eyes can´t fool me

Publicado: diciembre 11, 2010 de mayrazepeda en Uncategorized

“Ya sabemos que tú siempre terminas haciendo lo que quieres”, me dijo mamá en alguna de las pocas pláticas abiertas que hemos tenido sobre relaciones amorosas. Tiene razón. Para bien o para mal, los caminos que he escogido en este terreno siempre son los que yo quiero. Por supuesto que algunas veces la he visto con la clásica mirada de “te lo dije”, y sin embargo, la satisfacción de haber hecho mi voluntad no se va nunca.

Y una de las cosas que más me gusta hacer es extraer la verdad de las personas. Admito que tengo un problema con la verdad y la honestidad, a tal grado que se ha convertido en una pequeña obsesión. Háblame con la verdad siempre, eso quiero, eso necesito, eso busco, eso sueño. Words like violence, break the silence, come crashing in, into my Little world. Y lo pido porque sé que puedo ser congruente en el tema.  

Hace aproximadamente una semana estaba a punto de romper esa congruencia cuando decidí alejarme de #aquel sin decir una palabra. El porqué no lo sé decir exactamente, sólo intuyo que de su parte algo anduvo mal pero, vuelvo a repetir, sólo lo intuyo. La verdad no la sé.

Como reacción a esa intuición –y aquí debo decir que ese “sexto sentido” femenino que me cargo es estúpidamente acertado- decidí alejarme. (Respiro profundo). Porque me enamoré.

Después de cuatro relaciones y de diseccionar a la gente cuando me hablan o cuando callan, he aprendido a leer las señales y a aceptarlas. Repito, lo que leí en #aquel no sé exactamente qué fue, pero sólo puedo decir que no fue positivo. Sentí rechazo, algo extraño, un cambio que no puedo explicar con palabras. El ambiente se puso turbio.

Y de pronto me di cuenta que el lago enturbiado me estaba ahogando un poco. ¿Qué hacer? Lo que siempre quieres hacer Marji, hablar, soltar una carga de preguntas y respuestas para saber qué diablo sucede, porque la incertidumbre es, en cualquier tema, un verdadero dolor.

En lugar de alejarme “como las chachas”, lo más congruente con mi forma de pensar era ser honesta con mis sentimientos, expresarlos y mantener un diálogo maduro con #Aquel, sin problemas.

Sin embargo, me topé con el silencio. Su silencio. Un diálogo no es un diálogo si sólo existe un emisor, y cuando eso sucede lo que uno está haciendo es un maldito monólogo. ¡Ah! Creo que esto es un monólogo, ¡genial!  

Vows are spoken

To be broken

Feelings are intense

Words are trivial

Pleasures remain

So does the pain

Words are meaningless

And forgettable…

Ya lo acepté. No hay ni habrá interlocutor para esto que se supone debería ser un diálogo. Palabras al aire y ya no me importa. Me parece que en este tipo de casos, el objetivo es siempre ser honesto con uno mismo y liberarse de la carga de no aceptar lo que se siente. Me gusta aceptar lo que siento, aprendí a hacerlo, tuve grandes maestros.

Estoy tranquila. Busqué lo que quise, no lo obtuve y, sin embargo, tengo buenas respuestas. El silencio de pronto puede ser mejor conversador que las propias palabras.

All I ever wanted

All I ever needed is here in my arms

Words are very unnecessary

They can only do harm…

Les dejo otra canción que habla sobre el poder de las palabras.

La hembra alfa

Publicado: noviembre 26, 2010 de mayrazepeda en Uncategorized

“8. Déjate cazar.

Los hombres son cazadores por naturaleza. Punto. Por más choros que escuches sobre la mujer moderna del siglo XXI la realidad es que jamás les ha gustado que nosotras usurpemos su lugar de conquistadores en la relación. Por eso nada de ponerte en un papel de hembra alfa. Deja que él se acerque a ti y te conquiste…”, escribió mi amiga Montse Arcos en su blog La Monty.

Los oídos me lastimaron.

El post de Montse me hizo pensar en el concepto “alfa”, pero orientado a su expresión más oscura: la impenetrabilidad.

¿Cómo me convertí en hembra alfa? La cuestión fue establecer barreras, unas bien grandes que impidieran que tiempo después #aquellos me reclamaran cosas tan absurdas como “me traes de tu chofer” o el famosísimo “me abollaste la puerta del coche, págame”, con todo y ojos encolerizados de #Aquel incluidos.

Las muestras de “amor” que después pueden estar cargadas de reclamos no me parecen, no me gustan, y por ende, he establecido la barrera de mujer independiente o alfa que nada necesita (o quiere) de los hombres.

¿Por qué? Porque cuando lo necesité lo que recibí fueron reclamos. Es un comportamiento parecido al de las ratas entrenadas: la rata se electrocuta, lo intenta de nuevo y se vuelve a electrocutar, pero  a la tercera vez mejor evita pasar por la fuente de electricidad y se ahorra la electrocución. Sana y salva la rata.

Es cierto, soy una mujer independiente, aunque no sólo por las “malas” experiencias con algunos de #Aquellos (inserte aquí cuestiones familiares y de personalidad).

Afortunadamente soy tan independiente que no preciso que mis #aquellos me lleven a casa, pasen por mí al trabajo o me inviten la cena. Afortunadamente tengo un trabajo que me sostiene y sostiene todos mis caprichos en el momento que yo quiera: tomar un taxi a medianoche porque decidí volver a casa antes, caminar sobre Reforma y pasar a la heladería por mi premio por haber trabajado duro, e invitarme a cenar a ese restaurante libanés que tanto me gusta.

El punto es que no quiero reclamos de #Aquellos, nunca más. Sin embargo, como bien dice Montse, la verdad es que se vale dejarnos consentir.

A estas alturas, dejarme consentir significaría aparecer un tanto más vulnerable de lo que aparento ser. Sería dejar que me lleven a casa, que me regalen un ramo de flores (¡rosas no!) o que me inviten la cena sin que yo haga muecas de incomodidad.

¿Saben? Tampoco es mi intención ser el dude de una relación o que no me procuren. Sólo no quiero volverme a sentir como con #Aquel, como si me hiciera un favor al consentirme.

Creo que por orgullo me disgusta la idea de pensar que ellos piensan que son indispensables.

La verdad es que no lo son y nunca lo serán. Pero también es verdad que no todos tienen la misma psique dañada que tenía #aquel. Hay que ser justos y aplicar el famoso refrán “que no paguen justos por pecadores.”

Vamos, cuando uno consiente a alguien y lo procura es porque le importa. Lectores, no hagan la patanada de echárselo en cara a sus chicas, porque corren el riesgo de que se conviertan en alguien como yo: unas perras ariscas.

Notas al pie:

*Maldita sea el texto está muy visceral y quejumbroso. Lo siento lectores, son las hormonas.

**No soy una perra arisca, en realidad soy una cachorra a dos pasos de convertirse en perra. Arisca siempre lo he sido y siempre lo seré.

***Por primera vez no pongo video porque no pude relacionar ninguno con este post. Lo más sencillo hubiera sido poner “Alpha male” de Röyksopp. Bueno, aquí va, sólo porque es una maravilla de canción.

Sanar

Publicado: noviembre 26, 2010 de nabilism en Uncategorized

Por Idle Ross

Las lágrimas van al cielo

y vuelven a tus ojos desde el mar.

El tiempo se va, se va y no vuelve

y tu corazón va a sanar.

Va a sanar,

va a sanar.

Ayer guardó sus cosas. Envolvió cada vaso y cada plato en periódicos viejos. Guardo los hermosos cubiertos que compro para que comiéramos una y otra vez. Estaban tan bien hechos, eran tan perfectos que podrían haber durado más de una vida. Aun así, los guardó en una bolsa.

Puso todos sus libros en una maleta enorme y pesada. Me acusó, quizá con justa razón,

de no tener los pantalones para decirle las cosas. Y era cierto, pero no sabe que no las dije para no contrariarla, para evitar un conflicto.

La cafetera regresó a su caja, las vajillas también. El perro dejará de tirar pelo en todos lados y poco a poco se perderá ese penetrante aroma a animal que huele a orines y croquetas.

Ya no veré su ropa tirada en el cuarto del tapanco, ni la pasta de dientes apachurrada por completo. No tendré que salir desnudo de la regadera buscando el shampoo. Insiste en que no tiene caso la plática, que ya tomé la decisión. Y aun así quiero pensar que tiene sentido, que es un sutil: no te vayas, quédate. Supongo que lo sabe.

Y nadie sabe por qué un día el amor nace,

ni sabe nadie por qué muere el amor un día.

Es que nadie nace sabiendo, nace sabiendo

que morir, también es ley de vida.
Debo comprar una o dos cobijas. No se que haré con una casa tan grande… Fría y sola que suele crujir por las noches.

Ahora dejaré las luces encendidas, no me gusta la oscuridad. Prenderé la televisión, cuando la tenga, aunque no la vea. Encenderé el radio aunque no lo escuche y saldré temprano a beber café porque ya no hay horno de microondas, también se fue de la casa.

Lo peor de todo lo dicho y hecho quedara en mí. Seré el monstruo que se rindió y que no se opuso. Para ella seré el pocohombre que nunca hizo cumplidos pero que tampoco los recibió.

Quedan las ilusiones y las esperanzas. A veces uno quiere que las cosas sean como se las imagino miles de veces, que es inevitable rechazarlas cuando son de otra manera o que pueden lograrse de otra forma.
Pero a final de cuentas es como dijo mi madre: -¿Y ahora qué sigue?-

-Comprar una vajilla y unos cubiertos de esos que duran toda la vida- respondí.

Y volverás a esperanzarte

y luego a desesperar

y cuando menos lo esperes

Tu corazón va a sanar,

va a sanar,

va a sanar.

Y va a volver a quebrarse,

mientras le toque pulsar.

¿Príncipe azul?

Publicado: noviembre 26, 2010 de nabilism en Uncategorized

You’ll rescue me right?
In the exact same way they never did..
I’ll be happy right?
When your healing powers kick in

Las mujeres que leen este blog no me dejarán mentir, al menos una vez en nuestras vidas hemos culpado a Disney o hasta las novelas de televisa de haber creado expectativas infladas sobre el ser amado. Los hombres tal vez no lo comentan, pero siendo honestos, también están viciados por la perspectiva rosa de cómo deben ser las relaciones de pareja. Crecemos pensando que vamos a encontrar al hombre o la mujer perfectos en algún momento de nuestra vida, entonces emprendemos una búsqueda interna para averiguar cuáles serán sus características: la altura, el color de ojos, complexión, sentido del humor y hasta manías.

You’ll complete me right?
Then my life can finally begin
I’ll be worthy right?
Only when you realize the gem I am?

Vamos por la vida dando tumbos, topas al tipo que cumple con todo lo físico, pero lo emocional no, pasas al siguiente, este no tiene todas las características superficiales pero hacen una conexión genial, aún así no termina de agradarte, vas por otro. Con suerte te diste la oportunidad de conocerlo y desencantarte, o en el peor de los casos decidiste pasar de largo porque no era lo que tu lista, probablemente hecha en la infancia, decía. No encuentras a la persona perfecta, te frustras y sientes que la vida te ha decepcionado, pero no te detienes a pensar que no debes buscar a la persona perfecta, sino dejarte llevar por la correcta.

These precious illusions in my head did not let me down
When I was defenseless
And parting with them is like parting with invisible best friends

No comprendemos que el hombre o la mujer perfecta no nos van a decir siempre lo que queremos escuchar, ni va a lucir como maniquí cada día de la semana, no va a tener malos ratos y tolerará cualquier cosa poco agradable que hagamos, no nos detenemos a pensar que queremos encontrar algo que no somos, un ser perfecto.

These precious illusions in my head did not let me down when I was a kid
And parting with them is like parting with a childhood best friend

Un buen día lo mejor sería romper el esquema de nuestro ser amado perfecto y simplemente seguir la ley de la atracción, sólo descubrirás lo que te gusta y no conociendo a otras personas, interactuando, aunque no tengan las especificaciones establecidas para el príncipe azul, somos seres perfectibles y no estaría mal encontrar a alguien con quien ser así, imperfecto y feliz.

I’ve spent so long firmly looking outside me
I’ve spent so much time living in survival mode

Música de cama… o de cualquier otro lugar

Publicado: noviembre 19, 2010 de nabilism en Uncategorized

Los que disfrutamos la música tenemos soundtracks para todo, la siguiente lista es un intento, un tanto más tortuoso de lo que imaginé, de musicalizar ese momento en que dos personas se entregan la uno a la otra con diferentes ritmos e intensidades, no es necesario comprender cada canción, sólo relájense y escuchen, algo imaginarán y con suerte sentirán.

1. Will there be enough water, The Dead Weather

2. Veni Vidi Vici, Remix de Diplo

3. Closer, Nine Inch Nails

4. Helter Skelter, cover por Dana Fuchs

5. Quiéreme mucho, Eli Guerra

6. The beautiful people, Marilyn Manson

7. Morena mía, Bosé y Julieta Venegas

8. Enjoy the silence, Depeche Mode

9. Veneno vil, Fobia

10. Hello, I love you, The Doors

11. Plush, Stone Temple Pilots

The FUCKING songs

Publicado: noviembre 19, 2010 de mayrazepeda en Uncategorized

Me suelto el cabello, me quita la ropa, #aquel pone play y comienza la fiesta.

1. Bocanada-Gustavo Cerati

2. Climbing up the walls- Radiohead (remix Zero 7)

3. Swollen- Bent

4. Wonder- Lamb

5. Rose rouge- Saint Germain

6. Lebanese blonde- Thievery corporation

7. Count souvenirs- Junior Boys

8. The sweet fantastic- Ian Brown

9. Wanna make it wit chu- Queens of the stone age

10. Amo dejarte así- Gustavo Cerati